Diario La Opinión. Zamora, España.
Zamora, España. Lunes, 31 de Diciembre de 2007    
              
ZAMORANOS EN EL MUNDO

Es licenciada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid, y doctora en Hematología Experimental, pero parte de su
trayectoria profesional la ha desarrollado en los laboratorios de la industria de biotecnología de San Diego, en el estado norteamericano de California.
Fue allí donde, tras emigrar en 1988, decidió dar rienda suelta a otra de sus pasiones, el arte. Estudió Artes Plásticas e Historia del Arte, y se volcó en la
pintura. Desde entonces se han sucedido las exposiciones con su obra y los reconocimientos a través de importantes premios, como los cuatro que ha
recibido desde 2004 y que han hecho que la zamorana se haya ganado a pulso un hueco en el panorama artístico del país en el que vive. Exponer en
España, sin embargo, admite, «es un sueño que tengo».


Pinceladas de nostalgia
La artista Julia San Román, procedente de Robleda de Sanabria y afincada en el estado norteamericano de California,
ha obtenido importantes premios por su obra y ha expuesto en destacadas salas del país.

BEGOÑA GALACHE










                                                                                                           























La trayectoria de Julia San Román, hija de un matrimonio que reside en Robleda de Sanabria, es atípica. En su niñez y adolescencia, detalla, aprendió a
descubrir«la belleza en la complejidad y dinamismo de los procesos naturales» que contemplaba en su querida Sanabria. Fue entonces cuando tuvo que
decidir entre estudiar estos procesos o capturarlos en uninstante, con su cámara o pincel. Tras una brillante carrera en Bioquímica y Biología Molecular,
emigra a San Diego, en California, donde prosigue su formación y donde comienza a trabajar  para una compañía de biotecnología. No fue hasta doce
años después cuando en un año sabático para descansar en sus investigaciones, decide cumplir su sueño, estudiar arte y dedicarse de lleno a la
pintura. Hoy, Julia San Román es una reconocida artista en el país que la ha acogido, aunque admite que su sueño sería poder exponer algún día en
España.

Licenciada en Bioquímica y Biología Molecular, decidió estudiar Arte tras emigrar a EE.UU.

Expuesta en San Diego al trabajo de algunos de los maestros del arte moderno tanto americano como europeo, Julia San Román ha protagonizado con
éxito varias exposiciones en solitario y en grupo en las ciudades de San Diego, Los Angeles y Santa Fe, considerada la meca del arte contemporáneo en
el estado norteamericano de Nuevo México. Además, ha sido galardonada con premios de pintura por el Instituto de Arte de San Diego, y el pasado año
de las galerías del propio museo. El vivir en las montañas del sureste de California, «ahora medio quemadas por los fuegos recientes, le produce una
tremenda sensación de expansividad y la mantiene en contacto con la belleza del Oeste americano», se relata en la presentación de su obra. La pintora
de origen zamorano opina «que las gentes diferentes de nuestro mundo tenemos más en común que posibles diferencias». Siempre creando desde el
interior, Julia San Román subraya que «el arte de crear es un acto de descubrimiento propio, un acto de altruismo y el mejor legado que podemos dejar
a los demás.
Los paisajes de Sanabria inspiran en ella fortaleza porque, mantiene, «es una tierra agreste de clima duro. Tierra de lobos, jabalíes y aves rapaces.
Tierra temible, imponente y conmovedora por su belleza, que una vez que te agarra, no te suelta...». Junto a los cuadros inspirados en la comarca
sanabresa, San Román centra su obra en creaciones con aires flamencos. «En mi lejanía geográfica, experimento el cante flamenco como una emoción
poética incontrolada y virginal, como un grito libre y sin barreras... El batir de alas plasmado en mi lienzo es una evocación del clamor de palmas
flamencas, cuyo ritmo abrupto y sensual es la fuerza impulsora detrás de mi brochazo». La tierra dorada, concluye, «es la tierra bajo mis pies, la tierra
del Oeste, todavía primitiva, todavía terrible y salvaje. En este tipo de trabajo ejecuto el cuadro mientras escucho y siento la música. Y es cuando soy
más directa y emotiva en el momento de crear».

«Sanabria es mi identidad,el origen de mis raíces,y está en el epicentro de mi alma»

Con doble nacionalidad, española y norteamericana, Julia San Román vive con su marido norteamericano en Blossom Valley, en el condado de San
Diego, California (EstadosUnidos), y pasa varias semanas al año en Zamora visitando a sus padres, Julita Blanco y Antón San Román, en Robleda de
Sanabria, «sin faltar». Para ella, Sanabria es «mi identidad y el origen de mis raíces», porque «está en el epicentro de mi alma». Además es, considera,
«el mejor legado que pudieron darme mis padres y mi fuente de orgullo, tanto por su belleza natural como por la autenticidad de sus gentes». Durante la
niñez y juventud, antes de emigrar a América, Julia San Román pasaba casi tres meses todos los veranos en Sanabria. Aún recuerda «los viejos puentes
romanos, las ermitas y fuentes medievales, las majas con sopa en vino, su lago glaciar imponente, los cantares y sus gentes, mi gran familia». Así, no es
de extrañar que lejos de su tierra eche de menos «la familiaridad de sus gentes, el sentido de pertenecer realmente a una comunidad, a una gran
familia». Lo bueno de Sanabria tras el éxodo, reconoce, «es que todo el mundo regresa. Incluso yo espero terminar mis días allí».
galería I-5  perteneciente a  "Brewery Art Colony" en Los Angeles,
Enero, 2006.